Introducción

El Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG) es un Centro Mixto de investigación de titularidad compartida entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Salamanca (USAL).

Con la denominación de Instituto de Microbiología-Bioquímica (IMB), fue fundado en los años 1970 por el Prof. Dr. Julio R. Villanueva, catedrático de Microbiología y ex-Rector de la USAL, siendo uno de los primeros institutos mixtos de investigación entre el CSIC y la Universidad española. Estrechamente unido a la creación del antiguo Departamento de Microbiología de la Facultad de Biología de la USAL, el IMB tuvo su sede inicial en el edificio de la Facultad de Ciencias del campus de La Merced y, posteriormente, en el edificio Departamental del campus Unamuno.

Desde su fundación hasta 1985, el IMB estuvo dedicado a la investigación y a la formación de PDI principalmente en el área de la Microbiología y a partir de entonces comienza a consolidar sus grupos y líneas de investigación en las áreas de Biología Molecular y Celular. Utilizando mayoritariamente los microorganismos como modelo de estudio, el IMB se convirtió en un centro de referencia en el campo de la morfogénesis en hongos y levaduras, formando a un buen número de profesionales que aplicaron sus conocimientos para la creación de muchos grupos de trabajo en otras Universidades o Centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En 2004, CSIC y USAL deciden desvincular el Departamento de Microbiología y Genética del IMB, permaneciendo éste como centro mixto de investigación.

En marzo de 2012 el IMB se traslada a una nueva sede propia, situada en una parcela próxima al campus Miguel de Unamuno, en la proximidad del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCyL). La gestión durante el periodo 2004-2012 del Director del Instituto, el Dr. Ángel Durán Bravo (Investigador Científico del CSIC), fue fundamental en las actuaciones que derivaron tanto en la consecución del nuevo Centro como en su puesta en funcionamiento.

Con el cambio de ubicación, el IMB cambia a su denominación actual de Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG), con la intención de permitir una diversificación y actualización de las áreas de estudio e incorporar grupos de trabajo que utilicen otros sistemas biológicos distintos de los microbianos. Su línea general de investigación refleja el interés actual del Centro en estudiar los mecanismos reguladores de las funciones celulares y su integración en el contexto del genoma a través de aproximaciones metodológicas avanzadas de biología celular, molecular y genómica, estructurándose en tres unidades básicas: I. Morfogénesis y polaridad celular, II. Dinámica del genoma y epigenética, y III. Regulación génica y diferenciación celular.

El IBFG dispone de 26 laboratorios de investigación y con una red de servicios de apoyo a la investigación que incluye administración, gerencia, adquisición de material, preparación de medios y reactivos, cultivos celulares, informática, protección radiológica y la unidad de servicios técnicos e infraestructura. En la actualidad trabajan alrededor de 130 personas incluyendo investigadores y profesores de plantilla del CSIC y de la USAL, doctores contratados, becarios y contratados realizando su tesis doctoral, técnicos de apoyo a la investigación, y otros profesionales dedicados a la administración y mantenimiento del Centro. El personal se distribuye en 21 grupos de investigación, integrados en las tres Unidades de Investigación, y en una unidad de apoyo administrativo y técnico.