El IBFG muestra sus investigaciones a los estudiantes

  • El Instituto de Biología Funcional y Genómica celebra la jornada ‘Conoce el IBFG’ para darse a conocer entre alumnos de carreras biomédicas que en un futuro podrían trabajar en este centro mixto del CSIC y la Universidad de Salamanca

JPA/DICYT En un futuro próximo serán ellos quienes se pongan la bata y manejen pipetas y microscopios en los laboratorios, pero en la jornada de hoy han entrado por primera vez en ese llamativo edificio rojo que es la sede del Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG), un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Salamanca que hoy ha abierto sus puertas a estudiantes de carreras biomédicas interesados en sus líneas de investigación.

Un centenar de visitantes repartidos a lo largo de todo el día han conocido de primera mano las instalaciones, el equipamiento y el trabajo que realizan sus investigadores. La mayoría de los alumnos que se han acercado a la jornada Conoce el IBFG pertenecen a los grados de Biología, Biotecnología y Farmacia y, posiblemente, puedan desarrollar su carrera profesional en el campo de la investigación.

“Vienen con los ojos abiertos a ver qué es lo que hay”, afirma en declaraciones a DiCYT Sergio Moreno, director del IBFG, “queremos que los alumnos puedan ver el centro, sus instalaciones y los laboratorios que más les interesan”, aunque pocos han llegado con una idea predefinida acerca de sus preferencias, sino más bien con ganas de conocer el trabajo de los científicos.

Cada una de las visitas ha comenzado con una charla para dar a conocer el propio centro y con una información muy valiosa acerca de las opciones que los estudiantes pueden tener de incorporarse a trabajar en el instituto a través de la solicitud de becas.

Trabajar en el IBFG

“El objetivo es dar a conocer el centro dentro de la comunidad universitaria, en particular en las carreras que son más afines a nosotros”, comenta el director. “Esperamos que los alumnos, a partir de esta visita, vengan más por aquí, buscamos despertar la curiosidad de los futuros investigadores que puedan estar incubándose en la Universidad de Salamanca y captarles para que el día de mañana el IBFG pueda seguir haciendo su trabajo”, añade.

El Instituto de Biología Funcional y Genómica cuenta con unas 130 personas en la actualidad, entre investigadores y profesores de plantilla del CSIC y de la Universidad de Salamanca, investigadores predoctorales y posdoctorales, técnicos de apoyo a la investigación y otros profesionales de administración y mantenimiento.

21 grupos de investigación

Su misión es estudiar los mecanismos reguladores de las funciones celulares y su integración en el contexto del genoma a través de aproximaciones metodológicas avanzadas de biología celular, molecular y genómica. Para ello, los 21 grupos de investigación del centro se estructuran en tres unidades básicas: Morfogénesis y polaridad celular, Dinámica del genoma y epigenética y Regulación genética y diferenciación celular.

Más información: http://www.dicyt.com